Hipermetropía

 

En la hipermetropía las imágenes son borrosas o difíciles de enfocar porque rebasan a la retina que es la pantalla que las recibe y procesa para enviarlas al cerebro, su causa principal es el tamaño pequeño del ojo aunque una córnea plana también lo provoca. La mayoría de los niños pequeños la presentan pero muchas veces no requieren lentes para corregirla ya que pueden compensarlo. Con el crecimiento del ojo, la condición puede irse corrigiendo al paso del tiempo pero un porcentaje de pacientes no la eliminan o no la compensan y requieren de corrección con lentes o cirugía.